Sistemas de cintas DENSOLEN - compatible con tuberías revestidas en fábrica de polipropileno

Los sistemas de cintas DENSOLEN se han concebido, entre otras cosas, para el revestimiento anticorrosivo seguro y duradero de las uniones de soldadura en tuberías de acero cuando llevan ya un revestimiento en fábrica.  La adhesión con el revestimiento en fábrica se efectúa a través de un pintado previo (DENSOLEN-Primer, adhesivo a base de caucho butílico y resinas no saponificables disuelto en bencina) que se imprime mecánicamente en el fondo rugoso.

La unión con el sistema de cintas DENSOLEN se efectúa entonces mediante soldadura enteramente en frío de la capa adherente de caucho butílico de la cinta con el pintado previo. El grado de adhesión de los sistemas de cintas DENSOLEN sobre tuberías revestidas en fábrica de polietileno y polipropileno es idéntico para la misma aplicación y limpieza superficial.  Como, además, no existe ningún tipo de "incompatibilidad" química, significa que los sistemas de cintas DENSOLEN son aptos por completo para su aplicación en tuberías revestidas en fábrica de polipropileno.

¿Se pueden emplear los productos de petrolato DENSO en contacto con PE o PP?

Los productos de petrolato DENSO se basan en vaselina técnica y, por lo tanto, en una mezcla de hidrógenos carburados inertes de cadena corta. De este modo son compatibles con polietileno y polipropileno.

Los productos de petrolato no incluyen ablandandes especiales reactivos. Cuando se utilizan productos de petrolato sobre PE o PP se han de distinguir dos casos diferentes:

 

Revestimientos de PE, PP

Para la utilización de materiales de petrolato DENSO sobre una tubería revestida con protección anticorrosiva de PE o PP no hay restricciones. La experiencia nos ha enseñado que los productos de petrolato DENSO son enteramente compatibles con los revestimientos de este tipo. No se conocen reacciones negativas al respecto. Los productos de petrolato son ante todo apropiados para garantizar una protección anticorrosiva segura en tubos e instalaciones aisladas de PE o PP.

Tubos a presión PE, PP (gas)

La afinidad química de PE / PP con petrolato permite una difusión de los componentes del petrolato a las capas moleculares de la pared del tubo. Lo que podría actuar en la solidez del material del tubo y, en el caso de que el medio transportado ejerciera presión, causar una grieta por tensión en la pared del material sintético. Sin embargo, el comportamiento ante las grietas por tensión de tubos PE depende fuertemente de la calidad del material PE. Como no disponemos de información del fabricante de tubos acerca de la calidad del material PE utilizado, no nos es posible hacer comentario alguno sobre la compatibilidad de los materiales entre sí. De todos modos, todos los estudios realizados así como la experiencia adquirida hasta la fecha no muestran un comportamiento semejante de las grietas por tensión, ni tampoco conocemos caso alguno en el que hubiera ocurrido un tal accidente. Sin embargo, ya que es posible en teoría no le podemos recomendar el uso de petrolato para la zona de transición de PE - acero en gasoductos a presión. Como alternativa se pueden revestir los componentes correspondientes con cintas y masillas a base de polietileno y caucho butílico (sistemas DENSOLEN). A causa de que es posible igualmente en teoría una actuación del disolvente del pintado previo en el material PE, recomendamos no utilizar un pintado previo en el tubo PE.  Por lo demás, se puede conseguir una hermetización segura en la zona de transición limpiando a fondo la superficie del tubo PE y, dado el caso, aplicar un solapado marginal más grande sobre el tubo PE.

¿Se puede utilizar la estera de protección anticorrosiva DENSOLEN para sustituir arena?

Las esteras DENSOLEN DRM-PP para la protección mecánica adicional están compuestas por un material de fibrina a base de polipropileno modificado y resistente a la descomposición, que se caracteriza por una alta resistencia mecánica y térmica.  Como DRM-PP 500 Plus muestra un efecto amortiguador y distribuidor de las cargas, es posible garantizar una protección anticorrosiva de los revestimientos de tuberías de acero y material sintético contra los daños producidos por componentes del suelo. 

Utilizando la estera DENSOLEN DRM-PP 1000 Plus para la inclusión de tuberías y relleno se puede aplicar material del suelo con la granulación máxima de 63 mm (grava gruesa, clasificación según la normativa DIN 4022 o DIN 18196) en lugar de arena. Para lo que se deberán respetar las normativas pertinentes acerca de la inclusión de tuberías, relleno de zanjas y compresión, especialmente considerar las normas DIN 1610, DIN 18300 así como las hojas técnicas de trabajo de la Asociación Alemana del Gas y el Agua DVGW G 462, G 463 y G472.

Las consecuencias, que conlleva la utilización del material descrito más arriba para la inclusión y relleno en el caso de tuberías de material sintético, para el comportamiento estacionario de fluencia en función del tiempo, habrá que adaptarlas en cada caso particular con el fabricante de tubos, debido al gran número de tubos de material sintético de uso corriente en el comercio.

¿C-30 o C-50 ?

Los sistemas de cinta de la clase de carga C-30 y C-50 se distinguen ante todo por dos propieda

  • resistencia al descascarillamiento / cizallamiento
  • resistencia a la impresión

Esta diferencia aparece no sólo a 50ºC, sino también ya claramente a 23ºC. Por lo tanto, un sistema de cinta C-50 ofrece también a temperatura ambiental una reserva elevada de seguridad contra daños mecánicos o contra el cizallamiento del revestimiento. Si se considera que el revestimiento en fábrica PE dispone a su vez de una resistencia mecánica claramente más elevada que los sistemas de cinta C-50, se deberá preferir el sistema de cinta C-50 para el revestimiento en obra de las tuberías, siempre y cuando no haya ningún aspecto en la aplicación que se oponga a su utilización. De este modo es posible revestir con los sistemas de cinta C-50 todas las uniones de soldadura, tubos, codos sin problema alguno ni tampoco dificultades de aplicación. Únicamente en el encintado a mano de componentes con un moldeado complicado ofrece el sistema de cinta C-30 compuesto de caucho butílico y una cinta protectora mecánica una protección anticorrosiva mejor en su totalidad. En este caso se compensa la baja resistencia mecánica por una aplicación más sencilla, que evita la inclusión de arrugas y espacios huecos.

El cambio a un sistema C-30 valdría sólo la pena, desde el punto de vista financiero, empleando un sistema compuesto únicamente de una cinta de dos capas. Debido al grado de hermetización insuficiente en el solapado marginal de semejantes sistemas desaconsejamos su utilización porque no se puede garantizar una protección anticorrosiva duradera. Los sistemas de cinta C-30 de alto rendimiento no ofrecen ventajas financieras frente a las variantes C-50.

¿Las cintas DENSOLEN son a prueba de rayos UV?

Las cintas DENSOLEN-AS y S son sistemas de cintas para la protección anticorrosivas, compuestas de tres capas con una lámina portante de polietileno y un recubrimiento de caucho butílico en ambos lados.

Tanto el polietileno utilizado como también el caucho butílico se han estabilizado mediante aditivos adecuados contra la descomposición a través de rayos UV.

Por desgracia, la radiación UV daña a largo plazo los materiales sintéticos, incluso aquellos estabilizados, por lo que éstos pierden en parte las propiedades de su material componente. La durabilidad de polietilenos estabilizados se estima entre 3 y 5 años, la respectiva del caucho butílico es superior.

No obstante, el revestimiento es a largo plazo resistente a la radiación UV en su totalidad debido a la estructura de varias capas de las cintas DENSOLEN así como a la estructura de varias láminas de los sistemas DENSOLEN. La capa exterior de la cinta compuesta de caucho butílico protege tanto las capas como también las láminas de la cinta ubicadas por debajo. Incluso en el caso de que la radiación UV destruyera las propiedades del material de la capa exterior, las capas de la  cinta y revestimiento ubicadas por debajo seguirían estando protegidas contra la radiación UV.

La formación de una determinada rugosidad superficial y descomposición de la capa exterior de caucho butílico ("piel de elefante") no representa defecto alguno del sistema pues depende únicamente de los factores debidos a la intemperie.

¿Cuál es el significado del efecto de "autocuración" de un revestimiento?

Se entiende por efecto de "autocuración" la propiedad que presentan los materiales para la protección anticorrosiva de volver a cerrar un pequeño defecto en el revestimiento a través del flujo en frío del material de recubrimiento.

Imagen 1: Principio de la "autocuración" en ensayo de laboratorio

El efecto de autocuración sólo se detecta en materiales con recubrimientos adheridos muy blandos, que pueden fluir por sí mismos sin ejercer presión o lo hacen bajo una presión mínima. Semejantes materiales presentan por regla general una resistencia mínima al descascarillamiento y cizallamiento. En otras palabras: Cuanto mayor sea la capacidad de "autocuración", mayor será también el peligro de que se produzcan daños en el revestimiento por descascarillamiento y cizallamiento.

Cuando hablamos de autocuración no nos referimos al restablecimiento completo de la calidad del revestimiento, sino que nos referimos únicamente a la cubierta aislante eléctrica de la superficie de acero con masilla blanda. Los materiales portantes más sólidos, que contribuyen considerablemente en la resistencia mecánica, no forman parte del proceso de autocuración. Lo que tiene como consecuencia que en los puntos "curados" la resistencia del revestimiento sea considerablemente menor a aquella del estado inicial no dañado. Por este motivo, el proceso de autocuración no sustituye la reparación propiamente dicha de los puntos dañados, producidos al colocar los tubos y rellenar la zanja.

Por otro lado, si se trata de defectos causados por el funcionamiento de la tubería, no sigue pareciendo prometedor el hecho de que un punto dañado y "curado" con una resistencia mecánica mínima pueda resistir a largo plazo una acción mecánica, la cual ya había conllevado un daño en el revestimiento original con una resistencia considerablemente mayor.

Así mismo se muestra en imagen 1 y en las demás "disposiciones de laboratorio" - para objetivos de demostración del efecto de autocuración -, el hecho de que la masilla pueda fluir libremente, es decir que la causa del daño se haya eliminado por la superficie del tubo. Por supuesto que este escenario es poco realista. Más que nada es por regla general una piedra la que produce el daño por compresión en el revestimiento. Lo que tiene como consecuencia que, por lo contrario a lo mostrado en el ensayo de laboratorio, la masilla no puede fluir libremente o que la presión del suelo y/o de componentes del suelo incluso puede contrarrestar el flujo de la masilla. Por lo que en la práctica no seguirá habiendo una diferencia entre un revestimiento con efecto de autocuración y un revestimiento sin efecto de autocuración. Por lo expuesto anteriormente no es sorprendente que la efectividad del efecto de autocuración no se haya podido probar hasta la fecha en la práctica. 

En resumen

  • Autocuración no significa el restablecimiento completo de la calidad original del revestimiento
  • Autocuración
  • funciona sólo en
    • puntos dañados con un diámetro mínimo
    • flujo libre de la masilla
  • Los revestimientos para la protección anticorrosiva con efecto de autocuración pueden cerrar en ensayos de laboratorio un punto dañado de un diámetro definido. No obstante, las resistencias del revestimiento, las resistencias mecánicas y los espesores de las capas son inferiores a las del material inicial no dañado.
  • La autocuración es un efecto de laboratorio cuya efectividad no se ha podido probar en la práctica hasta la fecha. 
  • Cuanto mayor sea la capacidad de "autocuración", mayor será también el peligro de que se produzcan daños en el revestimiento por descascarillamiento y cizallamiento.